Cuerpo y cultura: En los estudios culturales el cuerpo aparece como uno de los ejes para sus acercamientos y estudio, ya en el plano teórico o como una herramienta para acercamientos metodológicos a partir de los cuales es pensado como el resultado de una serie de procesos históricos, pero también como resultado de una serie de lógicas políticas. De esta manera, los estudios culturales deben aspirar principalmente como foco de acción a responder a la pregunta por una historia política de los cuerpos, en contraposición a aquellas tradiciones que ven el cuerpo simplemente como una realidad a histórica anterior y exterior a toda determinación cultural y origen natural de toda experiencia subjetiva.

Interculturalidad, identidades y subjetividades emergentes: Esta línea de investigación entiende que el mundo contemporáneo viene pasando por situaciones complejas que lo definen dentro de una macro estructura superior (sistema social, económico, político y cultural) frente a las nuevas relaciones sociales que emergen en los sujetos. Esta macro estructura cultural depende de las formas en que los sujetos experimentan situaciones, acontecimientos, acciones, emociones, sentimientos en su vida cotidiana y en sus procesos formativos. Sin embargo, es necesario manifestar que parte de esas diferentes multifacetas que trae consigo la modernidad vienen acompañadas también de diversas maneras de percibir al otro y los otros.

Comunicación, cultura y poder: La línea de investigación “Comunicación, cultura y poder” emerge como un campo problémico de los estudios culturales que debate las intersecciones de la experiencia mediática con los formatos culturales hegemónicos y contra hegemónicos, así como su relación con manifiestas formas de poder que se presentan en la esfera pública. Propone especial atención a los discursos presentados a través de los medios de comunicación, las mediaciones que operan en y articulan las formas emergentes de subjetivación de los sujetos, las modificaciones que la tecnología informática y digital producen en las instituciones y espacios sociales o los usos sociales de la comunicación, entre un gran repertorio de posibilidades.